Escala sin valores


Ahí fuera llueve mucho“, decía con insistencia el capullo del Director de Recursos Humanos de la multinacional, señalando la calle que se adivinaba tras su ventana. “Menos de lo que tu piensas“, reflexionaba yo,  mientras salían de la empresa los mejores talentos, sin que ni siquiera parpadearan los máximos rectores de la compañía. El resto de compañeros, sobrevivían colocándose de perfil, mientras consultaban una y otra vez ese maná de su desarrollo profesional llamado LinkedIn.

El tiempo de fichar mediocres para tapar los errores de gestión ha terminado; de reclutar a golpe de talonario perfiles directivos flojos, como si fueran futbolistas, que trabajen mucho y pregunten poco. Que no discrepen con la Dirección General, pero tan bien remunerados que no se van a ver en otra igual. Incapaces de gestionar equipos y desarrollar personas, con objetivos tan cortoplacistas y resultadistas, como vacíos de contenido. Cuando las cifras no cuadren, en particular en sus cuantiosos bonus personales, cosa que indefectiblemente suele ocurrir con el paso del tiempo, huirán del barco los primeros. Y a otra cosa, mariposa.

PhilAdemás, su incapacidad para gestionar equipos es directamente proporcional a su miedo a afrontar conflictos personales; a sentarse cara a cara con su tropa con las necesarias directrices para crecer en grupo. Tampoco les importa. Ni siquiera comprenden que esa dirección y orientación de su cuadrilla, trabajando su confianza y potencial, simplemente redundaría en el éxito del equipo y del suyo propio.

Mientras tanto, grandes profesionales de los RRHH. como Andrés Ortega apuntan en su Blog que, con el cambio de tendencia laboral, nos encontramos ante “La última cruzada por el talento”.  Por mi parte, creo firmemente que es la prueba definitiva para que nuestras organizaciones y sus ejecutivos estén de una vez por todas a la altura necesaria, para que tan sólo se mida a las personas por una escala de valores objetiva, real y sin prejuicios de directivos de medio pelo que sólo piensan en su cuenta corriente, y no en unos principios éticos que deben regir cualquier organización empresarial. En caso contrario, la desorientación será la que nos marque los próximos años, y dejará en evidencia que los cambios derivados de la crisis laboral y económica no habrán servido para nada. O nos medimos todos por un mismo baremo justo y ecuánime, o los trepas y mediocres mantendrán viva su propia escala sin valores.

Un día perfecto“, la última y magnífica película del director de cine León de Aranoa, con unos inmensos Benicio del Toro y Tim Robbins, nos revela una nueva forma de entender las relaciones profesionales y personales en nuestro tiempo. O como con actitud, honestidad, generosidad y buen humor, se pueden lograr tus objetivos.

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en actitud, Artículos, Compromiso, Confianza, Credibilidad, Equipo, Liderazgo, miedo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Escala sin valores

  1. Pingback: Cuéntame un cuento | Basket and Talent

  2. Alejandro Peña dijo:

    Creo que el tiempo del buenismo ha terminado. Y del miedo a quienes se están aprovechando de la situación. Tampoco vale ya ponerse de perfil y no dar la cara. Como decía Martín Luther King: “La historia tendrá que registrar que la mayor tragedia de este período de transición social no fue el clamor estridente de la gente mala, sino el silencio atroz de la gente”.

    • Javi dijo:

      Sí claro, estoy totalmente de acuerdo contigo en que hay que dar la cara y luchar por lo que uno cree. Eso siempre.. A lo que me refiero es que no creo que se vaya a dar un cambio global, general, de regeneración tras la crisis, si no de abajo a arriba o partiendo de una minoría.

  3. Javi dijo:

    Pinta bastante mal, la verdad. Como veíamos ayer en salvados, parece que el sistema es insaciable y no aprende. De momento, queda intentar hacerlo bien en nuestro entorno, unirse a las personas que tengan los mismos criterios y a ver que pasa. Quien sabe…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s