Chico de provincias


La frente apoyada en la ventana del ALSA. Mientras tanto, las gotas de lluvia resbalaban una a una por el cristal del autobús. Cumplían su recorrido irregular, descendente, y vuelta a empezar. Poco a poco, el verde se transformaba en un color entre ocre y amarillo que siempre me hacía torcer el gesto. Ya no estaba en mi casa. El color y el olor no eran los míos. Y pase el tiempo que pase, es una sensación que vuelvo a tener cada vez que abandono las tierras del Norte. Nunca cambiará. Me gusta que sea así.

El día que el consultor de nuestra agencia de Marketing nos trasladó que éramos los únicos de sus clientes que no recibíamos prebendas, me quedó cara de memo. Pero no sólo por mi propia estupidez, sino por la inmensa decepción de compartir maratonianas jornadas de trabajo con una pandilla basura. Además, se creían más listos que los demás, con esa media sonrisa bobalicona del que se cree por encima de los otros. Por eso, cuando te encuentras en la realidad virtual de las organizaciones hay algo que se te escapa por tu propia inocencia: un mundo de chupadores de ideas, de vividores del cortoplacismo y de líderes comprometidos únicamente consigo mismos. Eran tipos hábiles solamente en convertir el fango moral en beneficio propio. Los listos de siempre que se han convertido en los corruptos del hoy.

Cuando la dignidad sale por la puerta, la ética y los valores son los primeros en escaparse por la ventana. ¡Y mucho cuidado! Para no volver.

Invierno en Galicia por Joe Álvez @alvezJoe

Invierno en Galicia por Joe Álvez @alvezJoe

Y porque soy un simple chico de provincias que cuando abandona su tierra mira hacia atrás, me siguen gustando las cosas sencillas y las personas honestas. Como cuando compro en la última tienda de ultramarinos del barrio, atendida por los ancianos más trabajadores del mundo. También seguiré con mis interminables sesiones de tiro a canasta escuchando “She sells sanctuary“, de The Cult, en el gimnasio de los Emprendedores a la española; disfrutando del arte de vender charcutería de José, especialista en torear señoras bien con abrigo de visón, y, como no, paladeando el Nájera, que desde 1956 caldea la barriada con sus guisos y plancha sin par.

A pesar de todo y todos, nadie me podrá impedir seguir aprendiendo con las conferencias espectáculo de mi amigo ovetense @maguisso , leyendo los mensajes educativos y baloncesteros del maño @puertatras y del catalán @jordijuste3, las aventuras niponas del coach cacereño-samurai @pitihurtado , las fotos con vida del lucense @alvezjoe y las arengas troyanas made in Guadalajara de @ander73 Pueden ser vía tuit, foto, post, conferencia por streaming, video o cualquier otro medio. Me identifico con sus mensajes limpios y me gusta como lo cuentan. Sin más.

El Chico de provincias a la inglesa.”Smalltown Boy“, por Bronski Beat.

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en Artículos, Bronski beat, Chico de provincias, Honestidad, valores y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Chico de provincias

  1. M.R.A. dijo:

    Lo mejor, con diferencia, el vídeo, muy bueno!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s