Una imagen para la eternidad


En el deporte, como en la vida, no hay ganadores y perdedores; solo están los que consiguen vivir un día más y los que no“. Paul Shirley – El País.

Han pasado varios días, y no puedo quitarme de la cabeza la foto de un cabizbajo Tim Duncan delante de su entrenador Gregg Popovich, después de perder el séptimo partido de la final de la NBA. Delante de todo un recinto deportivo en éxtasis celebrando el título. Delante de las cámaras de fotos y de televisión de todo el mundo. Delante de él mismo. Mirando al parqué. Él, que lo ha sido todo. Cuatro veces campeón con su equipo, mejor jugador en innumerables partidos y campeonatos. Él, que nunca había perdido una final. Él, posiblemente el mejor ala-pivot de la historia. Él, último símbolo de un baloncesto clásico en fase terminal. Él, abanderado del talento como fórmula de victoria. Él, no se lo merecía.

La foto del año

La foto del año

Cientos de de flashes lanzados sobre ellos. Al fondo, la canasta y el reloj de posesión difuminado en segundo plano. Una cámara de televisión a la izquierda. El traje negro del entrenador, la sudadera gris del jugador con el eslogan The Finals. Miles de personas en el cuadro, pero, en realidad, sólo están ellos. La imagen parece un fotograma sacado de una película de Hollywood. Y, ¿qué estarán pensando los protagonistas? ¿Qué sentimientos se proyectan uno a otro?

Tim, un ejemplo para compañeros, entrenadores, aficionados y directivos. Un ejemplo de actitud y firmeza con sus 40 años de edad a cuestas. Un ejemplo de humildad, cuando se estilan héroes en el deporte y en la vida que ya no tienen que aprender, qué lo saben todo. Un ejemplo, sobre todo, para mi. Por todo ello, admiro su enfado en la derrota, su resignación ante la adversidad. Y como indica Paul Shirley, los ganadores son los que sobreviven un día más, con dignidad, con honestidad, con el respeto de su gente.

Una foto para la colección personal. Una foto para repasar cada cierto tiempo. Una foto que destila tristeza, pero también esconde la grandeza del personaje. La foto del año. Una foto para la eternidad. Una imagen para la historia.

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en actitud, Artículos, Baloncesto, Basket, coach, Dignidad, Duncan, Entrenador, Esfuerzo, Foto, San Antonio, Talento. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una imagen para la eternidad

  1. Pingback: Barra libre de talento | Basket and Talent

  2. Flames dijo:

    Dado el bajón de actividad del blog esta última temporada….. enlazo esta canción para animar al personal.

  3. Alejandro Peña dijo:

    De deporte y de más ámbitos de la vida… Es momento de copiar ejemplos válidos para poder construir el futuro. Gracias por la aportación, Gonzalo!

  4. gbotas dijo:

    Cuántos y cuántos deberían leerse este post para saber algo del deporte; para saber que el deporte no es sólo talento físico y habilidad, que el deporte es actitud mental, sacrificio y humildad cada día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s