Tiempos nuevos, tiempos salvajes.


“Toma tu parte, nadie regala nada,                                                                                               no hay nada sin lucha, ni aire que respirar”.                                                                    Tiempos nuevos, tiempos salvajes“. Jorge Martínez.

A nadie se le escapa ya que los tiempos están cambiando. Y además, nada va a volver a ser como antes. Tiempos nuevos para todas las organizaciones y para las personas que no se encuentran motivadas en su trabajo. Tiempos salvajes para los que están buscando empleo o un cambio profesional. Unos, quieren afrontar nuevos retos, pero sin la firmeza necesaria para emprender la aventura. Otros, amendrentados ante la situación, se mantienen en la organización a la espera que amaine el temporal. Mientras tanto, su rendimiento en las empresas se resiente, disminuye la colaboración entre compañeros y departamentos, no se logran los objetivos y el ambiente se enrarece. Este es el  momento en que se manifiesta lo peor de cada uno, “el sálvese quien pueda” es la máxima a seguir y se pierde el foco principal que debe regular nuestras relaciones en el ámbito personal y profesional.

Ahora más que nunca deben aparecer líderes que guíen al grupo, que desarrollen la capacidad comunicativa que se les supone, actuando con consistencia y seguridad. Se necesita determinación y credibilidad para trasladar al grupo la situación exacta de la compañía y hacedles ver que su contribución es vital para evitar rumores que empeoren la situación.

Ibaka y Rudy.¿por cuanto tiempo?

Ibaka y Rudy.¿por cuanto tiempo?

En este escenario, se produce el desembarco de estrellas de la NBA en equipos españoles durante el tiempo que se prolongue el “lockout” en su liga. ¿Qué efecto produce la llegada de estrellas a un grupo cuando en unas semanas se van a marchar?. ¿Cómo le explicas a un jugador que ahora no es importante y que en unas semanas será vital para el conjunto?. La construcción de un equipo ganador se hace desde el compromiso individual de sus individuos, cuando se rompe es muy difícil de recuperar. Ojalá estos equipos comprendan y comuniquen con suficiente credibilidad la situación a sus miembros. Pero una cosa está clara, será caldo de cultivo para que los jugadores tomen actitudes distantes en contraposición a las decisiones cortoplacistas de sus directivos.  

Todos estos perfiles los encontramos en la película que mejor explica el nacimiento de la crisis:”Margin Call, entretenido film donde un elenco magnífico de actores encabezado por Jeremy Irons, Kevin Spacey, Demi Moore, Simon Baker, Stanley Tucci y Paul Bettany, representan con precisión sus personajes, que, a su vez, se corresponden a los diversos roles que emergen en una organización en dificultades. Después de disfrutar de la proyección, nos preguntamos: ¿Son Tiempos Nuevos y Salvajes los que estamos viviendo?. 

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en Artículos, Baloncesto, Compromiso, Confianza, Credibilidad, Equipo, Liderazgo, Mal ambiente, miedo, Talento. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Tiempos nuevos, tiempos salvajes.

  1. Pingback: Visión periférica 2012. | Basket and Talent

  2. PedroFPD dijo:

    Yo en estos momentos también clamo por el compromiso, pero sobre todo por la solidaridad, y de los líderes hay que esperar que sean ejemplo de ambas cosas, de compromiso, pero sobre todo de solidaridad (no beneficencia, sino s-o-l-i-d-a-r-i-d-a-d). No son suficientes las buenas palabras ni los mensajes brillantes; solo vale predicar con el ejemplo. ¿Nos bajaríamos el sueldo antes de echar a un empleado valioso, para poder pagarle? Eso es determinación y da credibilidad. Además, ya se hablaba de esto en otro post: ¿quién puede soportar esta crisis sintiéndose rodeado de enemigos, con desconfianza, con miedo y sin apoyos? Que mi esfuerzo sirva para conservar el puesto de trabajo de la persona que tengo a mi lado, ¡y viceversa!
    Respecto del desembarco de los “indignados” NBA, francamente no acabo de verlo claro… Hay algo que me rechina en esta dinámica. Comprendo que los jugadores necesitan actividad, y que su aportación de calidad es sensible en cualquier equipo…pero no puedo evitar verles con la cinta en la cabeza en plan mercenarios, soldados de fortuna, temporeros por un salario que no necesitan… Supongo que estoy equivocado y que el profesionalismo y el equipo-empresa está por encima de consideraciones hacia los compañeros “apartados” temporalmente… Supongo que nunca he sido un verdadero profesional del deporte y mi mentalidad será siempre la del integrante de mi equipo del colegio (y orgulloso de ello).
    Hasta la próxima.

  3. gbotas dijo:

    El dedo en la llaga del compromiso …

  4. Carlos Pepe dijo:

    Muy bueno!!! . Me quedo con ganas de ver la peli.

  5. Totalmente de acuerdo… como les explicas por ejemplo a los jugadores del juego interior del Madrid, que dentro de dos meses algunos volverán a tener un papel importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s