Un coach en apuros


Año 1996

Tiempo muerto. Seis puntos arriba. Restaban 57 segundos para finalizar el partido más importante de mi incipiente carrera como entrenador. Mi equipo se estaba jugando el campeonato, y yo debía guiar a mis chicos hacia el triunfo. Se acercan al banquillo excitados por la ventaja. Diez ojos que clavan su mirada en mi. Confían en mi. En ese momento, darían su vida por mi. Esperan el mensaje definitivo para alcanzar la victoria. Un mensaje que toque su fibra sensible, que impacte en sus corazones ávidos de sensaciones.

La legendaria Sala Pionir de Belgrado. Vía www.sillonbol.com

La legendaria Sala Pionir de Belgrado. Vía http://www.sillonbol.com

Y sólo se me ocurre tomar la pizarra y lanzar una serie de mensajes técnicos incomprensibles, cuando lo que necesitaban era una arenga de motivación, un chute de confianza y autoestima. El resultado te lo puedes imaginar, una derrota que recordaría toda mi vida. Tiempo después, siempre que llegaba un final apretado en las canchas más calientes de Europa, como la Sala Pionir de Belgrado o La Mano de Elías en Tel Aviv, automáticamente me retrotraía a ese instante, y sabía como actuar. Había aprendido la lección. O eso pensaba.

Año 2011

Quince años más tarde me había convertido en el coach del momento. Ya no dirigía equipos de baloncesto, pero gracias a mis experiencias pasadas, ahora preparaba directivos de éxito en grandes empresas internacionales. Además impartía conferencias por todo el mundo, escribía libros, y colaboraba con artículos en webs digitales de temática diversa.I love me Mi Blog lo seguían miles de discípulos, mi cuenta de Twitter era un ejemplo de concisión e ingenio, y, como no, participaba como tertuliano en radios y televisiones. Cegado por mis múltiples ocupaciones, mi pareja y amigos quedaron de lado. Tiempo para mi poco, para mi familia, menos. Yo, que siempre había postulado que la sintonía en tu vida familiar era la clave en el desarrollo de una carrera. Yo, que mi oficio era asesorar personas, y acomodar sus victorias laborales a su entorno particular. Yo, yo, yo… Ahora, ¿quién me va a ayudar? Mi libro de estilo del buen coach proponía visualizar experiencias positivas diez minutos al día, cerrar los ojos y sumergirme en mis inmersiones de buceo, recordar mis logros como entrenador, o mi satisfacción al terminar mi primer Maratón. Pero esos trucos servían a los demás, a mi no. Los había recetado en demasiadas ocasiones.

De momento, sólo me ayudaba apretar los dientes y recordar aquel memorable concierto de los Ramones. Esta vez si que esperaba haber aprendido la lección de una vez por todas.

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en Artículos, éxito, Baloncesto, Basket, blogs, coach, coaching, Confianza, Credibilidad, Entrenador, Equipo, Inspiración, Maccabi, Partizan, Ramones, Twitter. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Un coach en apuros

  1. Alejandro Peña dijo:

    Qué bueno la aparición de nuevo del inspirador Biciclown. Recordamos el post dedicado a él “Dream On” https://basketandtalent.com/2011/11/29/dream-on/

  2. gbotas dijo:

    Creo que hemos de entender, que siempre hemos de dejar algo en el camino, la vida son costes de oportunidad, es casi imposible conciliar realmente la familia con el éxito fuera de casa en un mundo globalizado, se necesitaría ser un superhombre. El que viaja por el mundo añora la estabilidad, al que trabaja en su pueblo de siempre, con su gente, le habría gustado volar algo, al hombre siempre la falta algo. Recuerdo mi última conversación con Alvaro O´neil, el Biciclown; y hablando de lo que él está haciendo y nuestra vida <>, “si pudieramos vivir cinco vidas, o más”. Decía Karl Popper que “no es necesario resolverlo todo, es necesario aprender a vivir con el dolor”; es el clave, aceptar nuestras limitaciones de forma natural.

  3. Pingback: Un coach en apuros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s