Contento


Audrey Hepburn en "Charada"

Audrey Hepburn en “Charada”

Ella siempre sonreía. Ya fuera al Director General o al último becario en incorporarse en la organización. Siempre con una palabra agradable en la boca o con una mueca amable para sus compañeros. No era casualidad que proveedores, colegas o partners hablaran maravillas de ella. Incluso empresas competidoras alababan su trabajo, admiraban su tenacidad y envidiaban sus resultados. Por eso no se merecía salir de esa forma de la empresa. Sin poder enviar un email de despedida, sin ni siquiera poder decir adiós a sus camaradas. Ni siquiera le dejaron recoger su teléfono móvil y cerrar su ordenador. Después de doce años de trabajo y fidelidad, de desvelos y preocupaciones, todo su esfuerzo era recompensado con un despido tan injusto como inesperado. Al salir por la puerta, miró hacia atrás y no experimentó ni resentimiento ni odio, simplemente le invadió una inmensa tristeza.

Mientras tanto, sus compañeros de fatigas pensaban: “Si tratan así a una buena trabajadora, que no harán a los demás”. Y tenían razón. Las formas al comunicar la salida de una compañía, en todo caso, en toda situación, determinarán en el futuro el clima de trabajo en la empresa. Por mucho que se intente explicar, la falta de coherencia a la hora de la toma de decisiones sigue siendo una asignatura pendiente en nuestras organizaciones. Las palabras vacías nunca sustituyen a los hechos, y éstos, cuando tocan la fibra interna de una persona, se graban para toda la vida. No hay líder ni organización que se recupere de una tan lamentable actuación. Su credibilidad le acompañará marcando toda su vida laboral. No sirven las disculpas cuando se ha fallado en el trato personal. Es indispensable explicar las desvinculaciones que se produzcan para mantener el compromiso y la llama de la motivación encendida en los trabajadores que siguen en la brecha.

Y a nuestra sonriente protagonista, que recupere de inmediato su mirada alegre. Que se lo merece.

No es Loquillo mi cantante favorito ni de lejos, pero acaba de lanzar un gran tema uniendo una feroz crítica social con “un grito de esperanza contra el desánimo”. Una actitud positiva y combativa al mismo tiempo.

“… borra si es que puedes mi sonrisa de la cara. Prueba, no lo lograrás”. Contento – Loquillo. 

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en Artículos, Compromiso, Confianza, Credibilidad, Empatía, Entusiamo, Motivación, Optimismo, Pasion, Talento, Visualizar. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Contento

  1. Pingback: Singin´in the rain | Basket and Talent

  2. Pingback: Cambia esa cara, sé feliz, disfruta | Basket and Talent

  3. Pingback: Una vez en la vida | Basket and Talent

  4. Pingback: Pau en la zona… de confort | Basket and Talent

  5. Alejandro Peña dijo:

    Gracias por el comentario, Carlos. Al final,y a pesar de las circunstancias, lo más importante son las personas y las experiencias vividas con ellas. U

  6. Carlos Martín dijo:

    Alejandro, cada vez que leo un artículo tuyo me sorprendo más.
    Me sorprende tu iniciativa, tu capacidad para seguir en la brecha, para ser sincero para y a pesar de todos. Espero poder coincidir contigo de nuevo y disfrutar de esa energía positiva.
    Sigue contagiándonos de esa manera porque, algunos, aunque no lo digamos habitualmente, lo agradecemos y lo hacemos nuestro.

  7. Pingback: El líder honesto | Basket and Talent

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s