La mejor recompensa


Tomando una caña puede ser el mejor momento para escuchar una frase inspiradora: “Es que este tío te hace sentir importante, te escucha atentamente, tiene tiempo para todos nosotros. Esa es la mejor recompensa por nuestro trabajo”, afirmó entre conversaciones cruzadas un colaborador directo del coach Sergio Scariolo. No es casualidad que las afirmaciones más sorprendentes se realicen en conversaciones informales delante de una cerveza. Las emociones se disparan cuando te encuentras en un ambiente distendido, y traspasar a los demás el orgullo por el trabajo del que disfrutas no es lo más visto y oído en los tiempos que corren.  

scariolo y su equipo

Scariolo y su equipo

Cuando hace unos meses escribía un post sobre el entrenador italiano de la Selección española de baloncesto, no me centraba en su equipo directo de trabajo, sino sobre su relación con su entorno mediático y la presión a la que era sometido. Pero me chocaba su relación directa con su grupo de ayudantes más inmediato. No me encajaba con su perfil profesional extremadamente metódico que no da lugar a improvisación alguna, cada minuto de su tiempo está organizado y predeterminado por su agenda. Además su imagen no le ayudaba, tiende a marcar las distancias. A pesar de su origen latino, su forma de proceder es tan exigente con los demás, como lo es consigo mismo. Es evidente que se trata de un divo dentro de los entrenadores de la canasta, de una prima donna del basket, pero que sabe gestionar a las personas y ser cercano cuando se le necesita. Y también ha conseguido adaptarse al sistema de trabajo de la cultura española, sabe que relajándose de vez en cuando, se pueden conseguir los objetivos previstos. Para eso le han traído al Equipo. 

Acaba un campeonato de Europa, del Mundo, una Olimpiada. Pasan un par de semanas. Suena el teléfono. Es Scariolo para agradecerte personalmente todo tu trabajo, tu implicación, tus noches sin dormir. Para preguntarte cómo te encuentras. Esa es, sin duda, la mejor recompensa.

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en Adaptación cultural, Alto potencial, Artículos, coach, coaching, Compromiso, Confianza, Credibilidad, empleo, Entusiamo, Equipo, Liderazgo, Motivación, Talento. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La mejor recompensa

  1. Pingback: El partido de nuestras vidas | Basket and Talent

  2. Pingback: Un coach en apuros | Basket and Talent

  3. alejandropena-jenarodiaz dijo:

    Gracias por vuestros comentarios Gonzalo y Andrés. Para mantener “Liderazgo, pero del bueno”, hay que saber agradecer el esfuerzo a los colaboradores. Y conocerles bien para saber que tipo de recompensa necesita cada uno.
    Aprovecho para recomendar el magnífico Blog de Andres Ortega (@ander73 ). http://humanbeingelblogdeandresortega.wordpress.com/

  4. Gran reflexión de nuevo!
    Que sencillo parece cuando lo escribimos…y sin embargo, que complicado resulta practicar de manera activa y recurrente esa atención al colaborador…
    No dejar de ser paradojico que, sabiendo el efecto positivo y motivador que provoca sea tan poco puesto en practica en la mayoria de ocasiones..
    La mejor recompensa es todo un arte en términos de gestión de personas.
    Insisto, buena reflexión
    Saludos

  5. gbotas dijo:

    Eso se llama liderazgo, pero del bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s