Una historia (de reinvención) verdadera


Se levantaba de madrugada para espiar a su padre por la rendija de la puerta de su habitación. Todavía era noche cerrada. En el Sur de Gales amanece tarde, los angostos valles y el eterno gris del cielo no ayudan a que el sol brille. Veía como su madre se ocupaba en prepararle la comida: un par de bocadillos, fruta y un misterioso paquete cuadrado con una envoltura negra. Lo mínimo para que el peso del hatillo no le molestara. Lo suficiente para que supla el esfuerzo del duro trabajo bajo tierra picando carbón. Su tez era áspera, curtida en interminables años descendiendo a las minas de carbón. Su sonrisa, sólo aparecía cuando se despedía de su mujer. 

El misterioso paquete negro

El misterioso paquete negro

No le gustaba vigilar a sus padres, pero siempre se había fijado más que nadie en los pequeños detalles. Pensaba que observándolos e interpretándolos correctamente marcaba la diferencia con sus semejantes. Aún así, le costó varios meses adivinar el contenido de la cajita que acompañaba el almuerzo de su progenitor en las duras jornadas de trabajo en los yacimientos de Rhonda Valley. En poco tiempo la situación dió un giro total: los políticos decidieron que las minas ya no eran rentables, las empresas incumplieron sus compromisos con los trabajadores y los sindicatos vendieron su alma al diablo. Eran los años ochenta y su forma de vida durante décadas había sido aniquilada. ¿Qué hacemos ahora?, se preguntaba la juventud de los valles mineros. El niño que atisbaba a su padre desde su cuarto ya era mayor y había descubierto el “secreto del paquete negro” que se llevaban para comer. No era otro que un queso artesanal elaborado en la zona desde principios de siglo. Un alimento energético con un sabor excepcional y calidad contrastada que él se iba a encargar de comercializar en persona. Se llamaría Collier´s y lo conocerán como “el queso cheddar de los mineros“. Tenía todos condicionantes favorables para lograr el éxito:

1. Una idea nacida de la tradición y de los valores de un pueblo.

2. Un tipo comprometido, que era él, para gestionar la idea.

3. Un icónico paquete negro con la cara de un minero en su frontal. Una marca personal inconfundible.

4. El poder de su motivación personal.

5. Grandes esperanzas para triunfar.

6. Y visualizó los pasos a seguir para adelantarse a sus competidores.

Pero cuando su mejor aliado era el boca-oreja de los consumidores, los grandes supermercados ingleses intentaron boicotear su producto. Tuvieron que luchar en las Redes Sociales para mantener su independencia frente a la potencia de las multinacionales. No sabían éstas compañías que estaban peleando contra la fuerza de una marca tan testaruda como el carácter de los habitantes donde se había elaborado durante décadas el ya famoso queso cheddar Collier´s.   

Los valles mineros de Gales y los valores de sus gentes. John Ford y seis premios Oscar en el año 1941. !Qué verde era mi valle!   

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en Adaptación cultural, Alto potencial, Artículos, Baloncesto, Compromiso, Confianza, Credibilidad, Empatía, Entusiamo, Equipo, Intuición, Liderazgo, marca, Motivación, Optimismo, Talento. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Una historia (de reinvención) verdadera

  1. Pingback: El camino del éxito « HR Social Magazine

  2. Pingback: El camino del éxito | Basket and Talent

  3. Pingback: El camino del éxito | Basket and Talent

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s