Networking a la española


Su inseguridad le conducía a desconfiar de todos sus colaboradores. Como se creía el más listo e intrépido, decidió acometer la reorganización en solitario y con sus (escasos) conocimientos en reclutamiento de equipos de trabajo. Él en persona iba a reinventar la empresa, el sector, y todo lo que se le pusiera por delante. Para ello, no dudaría en incorporar a “talentosos profesionales de primer nivel“. Sus contactos particulares le proveerían de perfiles afines a su idea de negocio: serían lo mejorcito del mercado y la competencia les envidiaría. Poco importaba que la mayor parte fueran recomendados por familiares, amigos y colegas, lo primordial era su reputación, si es online mejor, que la imagen es prioritaria y en Linkedin luciría el elenco de elegidos para la gloria.

¿Seguimos igual?

¿Seguimos igual?

El gran gurú de la estrategia, después de entrevistas light y referencias poco creíbles, conforma un grupo tan ecléctico como poco cohesionado. Un equipazo formado por personas poco comprometidas con la historia y cultura de su empresa, con motivación económica como único acicate, y sin la menor empatía entre ellas. Un equipazo condenado al fracaso.

En su gran mayoría, así se han generado en nuestro país durante los últimos años empresas familiares y grandes multinacionales, partidos políticos y organizaciones sindicales, ayuntamientos, autonomías y gobiernos estatales. Medios de comunicación, universidades y ONG`s sin ánimo de lucro (algunas). Grupos financieros, Cajas de Ahorro y bancos. Televisiones públicas, nacionales, regionales y locales… Y ahora nadie tiene la culpa de los excesos cometidos en la gestión de muchas de ellas.

Gracias a la indefinible situación que vivimos en la actualidad, ha crecido una corriente de renovación, que cobijada bajo la inmediatez de la onda expansiva de las redes sociales, nos ofrece compartir conocimientos, vivencias y conceptos vía Blogs, Twitter o Facebook. El objetivo común de este flujo de información altruista no es otro que trasladar una nueva forma de ver las cosas, un claro deseo de crear y evolucionar con proyectos innovadores que desarrollen ese ansia de cambio. Creo que ya es tiempo de desvirtualizar a las personas y de poner en marcha iniciativas concretas en forma de emprendedores audaces que materialicen este ilusionante movimiento.

Esperamos no volver a cometer los errores de antaño y no caer de nuevo bajo influencias de “Las Amistades peligrosas”…

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en Adaptación cultural, Artículos, blogs, coach, coaching, Compromiso, Confianza, Credibilidad, Empatía, Entusiamo, Equipo, Facebook, Intuición, Liderazgo, Linkedin, Motivación, Optimismo, Redes sociales, Talento, Twitter, Visualizar. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Networking a la española

  1. Jose dijo:

    Yo trabajé más de un año en una ONG. Corroboro plenamente lo dicho en el artículo y aún se podría decir mucho, mucho más.

  2. Pingback: Networking a la española | Business in Bajio

  3. Manuel Rodríguez Arias dijo:

    BANKIA: “yo no he sido” (me río yo de los listillos oficiales y me sonroja “Deloitte”, sí esos auditores tan fenómenos que se acaban de “enterar” del pozo negro de Bankia). Este asunto da para una buena película de “cine negro” o más bien de terror; sobre todo, la recreación de la reunión nocturna del viernes 4 de mayo en el Ministerio de Economía entre los “padrinos” De Guindos (sí, el de “Lehman Brothers”), F. G. (“BBVA”), Botín (“Santander”) y Fainé (“CaixaBank”). ¡¡ A ver si de una vez se acaba con la cultura del pelotazo y de los enchufismos en este país cada vez más pequeño !!

    • Clara dijo:

      De acuerdo, pero echo en falta una mencion a CAJA CASTILLA LA MANCHA, Junta de Andalucia (ERES) y, especialmente, a las ministras cheerleaders del anterior gobierno, todas convenientemente colocadas no precisamente en base a sus méritos y curriculums.

      • Manuel dijo:

        Estimada Clara: no se trata de un comentario partidista, hablé de Bankia porque era y sigue siendo el mayor agujero negro financiero de nuestra historia (y causante principal del rescate a la banca), los otros asuntos (igual de graves) son una minucia en comparación con lo de Bankia. En cuanto al comentario sobre ministras, me parece machista e injusto en el caso de Elena Salgado por ser una gran profesional (con mejor curriculum que De Guindos).En todo caso, no fueron responsables de ningún agujero y no tuvieron la desvergüenza de enconmendarse a la Virgen del Rocío. Y ya que hablamos de machismo, todas tuvieron más virilidad que el señor Rajoy, escondido detrás de un Guindo. Hay que dejarse de fanatismos, si queremos salir de esta situación, hay que estar unidos, luchar contra Merkel y sus mariachis, buscar aliados para hacerles frente, buscar el crecimiento económico, fomentar la investigación y dejar atrás los recortes (ya iniciados por Zapatero en su suicidio político), que sólo conducen a la depresión (peor que la recesión) económica y social. De lo contrario, volveremos a los años 50 y a conseguir que las generaciones futuras vivan peor que nosotros e incluso peor que nuestros padres, lo que sería algo histórico. Un saludo y mucha suerte.

  4. alejandropena-jenarodiaz dijo:

    Gracias a Gonzalo y Pedro por sus aportaciones. Comentarios de calidad por profesionales con experiencia.

  5. gbotas dijo:

    Sabias palabras aplicables a nuestra realidad, te podría explicar lo bien que describe esto el fenómeno asturiano del q participé hace algo más de un año

  6. p_nietof dijo:

    Lamentablemente, aquellos que dejan que otros realicen su “networking” a la española en muchos casos han formado parte de esa red de contactos profesionales tan usada en nuestro tiempo como es el “padrinismo, el enchufazo o el por ser vos hijo de quien sois”.
    Es triste ver cómo gente sin apenas preparación, sin escrúpulos, ni ética moral ni profesional, recibe la responsabilidad de crear un equipo de trabajo, cuando no han trabajado en equipo en su vida, desprecian a sus iguales y a sus subordinados y alardean por los pasillos de lo “buenos compañeros que son”.
    Afortunadamente, existen otros, como uno de los autores de este blog, que manteniendo un enfoque objetivo de cuáles son sus metas, ha sabido crear durante años esa “piña” que ahora otros se empeñan en destruir con el único propósito, de deshacer el camino andado, con paso seguro y firme, por los que saben… por los auténticos “talentos” de la compañía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s