Árbitro: Tiempo mío


Nuestro entrenador siempre terminaba el tiempo muerto con su famosa coletilla. Era la señal que indicaba que se podía reanudar el juego después de finalizar su arenga motivadora. “Árbitro: tiempo mío“. Siempre igual, siempre diferente. Cada minuto, una historia. Cada sesenta segundos una lección para el futuro, un aprendizaje online donde los números y las estadísticas pasaban a un plano inferior. Sus disertaciones, más que de baloncesto, hablaban de orgullo, de compromiso, de lucha, de personas.

Bobby Knight o la pasión por el basket.

Bobby Knight o la pasión por el basket.

En ocasiones exageraba su mensaje y sus excesivos gestos eran objeto de diversión para aficionados y rivales. Otras veces, medía sus palabras con precisión. Y siempre lograba su objetivo, remover emociones en el grupo con el deseo de unirlos y estimularlos. Sus manías forjadas en 30 años de baloncesto se proyectan a su alrededor en forma de preferencias personales a la hora de elegir banquillo, pelota de juego, dureza de los aros, longitud de la redes. El respeto que todos le profesan está por encima de sus caprichos. “Árbitro: tiempo mío“.

Moriría por él, es un padre para mí“, dice Mike Batiste, jugador norteamericano, de su entrenador serbio Zeljko Obradovic. Ganador de innumerables títulos en Europa, sigue con el mismo hambre de victoria del primer día. “Es un ejemplo constante, le respeto y siento pasión personal y profesional por él“, continúa Batiste en una declaración que en sí mismo es una definición de líder total. Devuelve el coach el envite respondiendo que él también moriría por sus jugadores, que aprende día a día de ellos y los señala como su fuente principal de motivación.

The king is back

The king is back

Ahora que las Direcciones de las empresas sólo hablan de cuentas de resultados, de ajustes y de “amortizaciones de personal”, Obradovic apuesta por producir, por crear, por innovar, y siempre con el esfuerzo como medio para lograr el éxito. Nadie adapta el talento a sus intereses como él, su grupo y su misión por encima de todo. Nadie duda de la eficacia de sus órdenes, como un ejército en manos de un genio de la estrategia capaz de reconducir los egos de sus estrellas en emociones positivas para guiar sus equipos a la victoria.

 

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en Alto potencial, Artículos, Baloncesto, coach, coaching, Compromiso, Confianza, Credibilidad, Empatía, Entrenador, Intuición, Liderazgo, Motivación, Talento. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Árbitro: Tiempo mío

  1. Reblogueó esto en Basket and Talenty comentado:

    Hoy cumple 57 años Zeljko Obradovic.
    Le dedicamos “Árbitro: Tiempo mío”

  2. Carlos Pepe. dijo:

    ¡Que bueno, lo tenía olvidado! También recuerdo mucho : ¡Pasar y cortar !

  3. alejandropena-jenarodiaz dijo:

    Nadie puede dudar de él cuando es el que más trabaja, el que más sabe y, además, gestiona al grupo de forma impecable. Hay que seguirle en su faceta táctica y en la gestión de personas.

  4. ruben dijo:

    frase mítica la de ” Tiempo mío” algún discipulo también la utilizaba…. hace tres años Panatinaikos no entró en final four, nadie se pudo nervioso nadie cuestionó el trabajo de Obradovic y los resultados se vieron el año pasado y éste. Ver como plantea el partido contra CSKA es una intriga, aunque seguro que nos sorprende

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s