Inconformismo y/o estrategia.


You don’t have to take this crap, you don’t have to sit back and relax“. “Walls come tumbling down”, The Style Council.

En muchas ocasiones nos preguntamos para que sirve el scouting de los adversarios o de tu propio equipo, todo el trabajo de análisis de estrategia del rival, todos lo videos de seguimiento, todas las noches sin dormir… Finalmente, no es más que abono necesario para el desarrollo de la creatividad y la intuición. Indudablemente son conceptos que van de la mano para lograr el éxito, pero el excelente novelista japonés Haruki Murakami en su libro “De qué hablo cuando hablo de correr”, ya nos advertía que el talento, (creatividad, innovación…), debe completarse con trabajo constante y concentración.

Y completaba el gran Seve Ballesteros, relatando una anécdota del jugador sudafricano Gary Player, cuando explicaban que sus triunfos venían determinados por la diosa Fortuna: “Es cierto que he tenido suerte, pero cuanto más entreno, más suerte tengo”.

Pero cuando todos esos factores (talento, trabajo, suerte…), coinciden en el mismo tiempo y lugar, como ayer en la primera parte del partido España-Lituania, todos nos olvidamos de ambientes hostiles, del miedo al fracaso o de las críticas de algunos sobre el carácter blando de un equipo. Este es un momento para disfrutar, y grabar las emociones y sensaciones que se suceden. No debemos olvidar que el secreto del éxito, está en el fondo de cada uno, en la humildad, complicidad y confianza mutua del grupo.

Y el inconformismo, será el ingrediente que completará este  cóctel explosivo, porque nunca se detiene, porque no tiene techo. Como cantaban  The Style Council:”Nunca te conformes con esta mierda, nunca te sientes y te relajes”.

Acerca de Alejandro Peña

http://www.linkedin.com/profile/view?id=46078642&trk=tab_pro
Esta entrada fue publicada en Artículos, Baloncesto, Compromiso, Equipo, Intuición, Liderazgo. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Inconformismo y/o estrategia.

  1. alejandropena-jenarodiaz dijo:

    Se nota que tienes buen gusto…..al seguir a Paul Weller. Trataremos más adelante para glosar la figura de los “sacrificados del parquet”.

  2. PedroFPD dijo:

    Bien, bien… me alegra compartir algunos conceptos (aparte de la admiración por Paul Weller): inconformiso y trabajo aparecían en mi anterior comentario. Sin embargo los que, como yo, nunca nos hemos sentido agraciados con el don del talento, nos preguntamos ¿es necesario el talento? (no es por reventar el tema del blog…) El inconformismo, el trabajo, la fuerza de voluntad, el sacrificio…, sin talento ¿no tienen premio? Quiero creer que sí: a todos se nos vienen a la cabeza exitosos deportistas sin eso que llamamos talento. Estoy seguro de que a todos los entrenadores les gusta tener en sus equipos alguno de esos jugadores animosos, incansables, sacrificados, trabajadores, machacas… (sospecho que incluso algún entrenador de la vieja escuela solo quiere jugadores de esos). Que no improvisan, no imaginan, no inventan, no se salen del guión, saben lo que pueden y lo que no pueden hacer, lo que se les pide, lo que se espera de ellos…y a base de tesón, fe en si mismos, inconformismo y trabajo acaban consiguiendo un sitio importante en su equipo, y a veces en un gran equipo. Eso también es muy grande.
    Lo reconozco: desde mi epoca de deportista nunca he podido evitar sentimientos contradictorios de admiración/odio hacia los Wilander, Edberg, Mecir, Safin… (¡¡¡yo era de Lendl!!!). En la era de los grandes Barça-Madrid me irritaba la insultante eficacia del talentoso anti-atleta Iturriaga, frente a los mecánicos y “currados” gestos de Epi…
    Reflexión que me hago después de esta “rayada”: me da la impresión de que, por mucho que uno curre, el talento no aparece si no se viene con él implantado de fábrica; sin embargo, al hilo de lo que venimos comentando, el talento se machita definitivamente sin esto que estamos alabando, el trabajo, el inconformismo, el tesón y la valentía, y lo hace poco a poco para desesperaciòn del agraciado (o desgraciado)…y empiezo a vislumbrar inidicios de este proceso degenerativo en algún miembro todavía jóven de nuestra selección de baloncesto…mmmm.
    Hasta la próxima.

  3. M. A. M. dijo:

    Murakami da en el clavo: trabajo constante y concentracion son garantias de exito cuando hablamos de talento.
    Tener suerte ayuda pero no sera nunca lo que nos ayude a diferenciarnos del resto, a diferenciar los buenos de los mejores.
    Buena reflexion!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s